Medicina tradicional africana: razones para respetarla

Artículo publicado por el pais el 24 de agosto de 2012.

Autor: Bartomeu Adrover Fiol (*)

El etnocentrismo europeo y, por extensión, de toda la llamada cultura occidental tiende a infravalorar al resto de culturas. Si hay un ámbito del conocimiento donde esta actitud se manifiesta de forma palmaria, sin duda es en el de la medicina. Nuestra cultura científica, forjada sobre la prosperidad que dio a Europa la explotación colonial de África y América, aporta indiscutiblemente recursos valiosísimos que pueden y deben utilitzarse en la lucha del ser humano contra la enfermedad. Pero ni son los únicos recursos disponibles ni sólo son aceptables aquellos que se adaptan a nuestros criterios. En África, aunque ocultos mayoritariamente tras las secuelas del colonialismo, existen conocimientos médicos atesorados a lo largo de una historia mucho más larga que la europea y que pueden contribuir no sólo y en primer lugar al bienestar de los africanos sino también al de toda la humanidad.

El concepto de medicina tradicional y sus relaciones con la medicina científica. Aquellos conocimientos y prácticas útiles para preservar y mejorar la salud, que nacen de la cultura propia de una determinada sociedad pueden considerarse medicina tradicional. El conocimiento empírico de las propiedades curativas de las plantas, constituye en África la base de la terapéutica tradicional. Como la constituye también, en buena medida, de nuestra denominada medicina occidental o científica.

Nadie escribió su nombre pero fue una mujer “hierbera” quien a finales del siglo XVIII reveló a la medicina científica la utilidad de la digital para combatir la hidropesía; hoy, los principios activos de esta planta (Digitalis sp.) constituyen la base de los medicamentos “científicos” más usados para combatir la hidropesía y la insuficiencia cardíaca que la provoca. También la cultura popular africana ha nutrido nuestra farmacopea: algunos de los antihipertensivos más usados surgieron de extractos de khella (Amni visnaga), planta usada tradicionalmente en el norte de África; de la vinca de Madagascar (Catharanthus roseus) obtenemos potentes antitumorales; del ciruelo africano (Pygeum africanum) elaboramos los principales medicamentos para combatir la hiperplasia benigna de próstata basándonos en el uso tradicional por parte de algunas etnias del centro y sur de África para tratar esta dolencia. Son muchos los ejemplos que, como los citados, evidencian que también África y su cultura pueden aportar a “nuestra medicina” conocimientos substanciales.

Inspiración o expolio. No siempre este transvase de conocimientos y esta interrelación de culturas ha seguido los caminos del respeto. Actualmente, hay decenas de casos de posible apropiación abusiva, mediante patentes, de conocimientos médicos tradicionales africanos. Ocasionalmente, el expolio intelectual y económico perpetrado ha podido ser desenmascarado y frenado como ha ocurrido recientemente con las patentes de la empresa Schwabe Pharmaceuticals sobre los extractos de raíces de las plantas sudafricanas Pelargonium sidoides y Pelargonium reniforme comercializados con el nombre de Umckaloabo para infecciones del tracto respiratorio y SIDA. Tras un arduo pleito las patentes han sido revocadas y las comunidades zulús afectadas, legítimos propietarios del conocimiento sobre el uso curativo de estas plantas, tienen la posibilidad de compartir los beneficios derivados de su comercialización.

La salud en África y el acceso a los medicamentos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 80 % de la población africana no tiene acceso a otra medicina que no sea la tradicional. Ni las compañías farmacéuticas ven rentable invertir en medicamentos para enfermedades africanas (malaria, tripanosomiasis, kala-azar, parasitosis varias, etc) ni el espejismo post-colonial de la infalibilidad de la medicina occidental, presente en la mente de muchos africanos, permite aprovechar el potencial de la medicina tradicional. La medicina occidental es cara y difícilmente accesible y la medicina tradicional está desprestigiada y, en general, desatendida por los gobiernos; he ahí el contexto que impide a una gran parte de la población africana solucionar adecuadamente sus problemas de salud.

La medicina tradicional como recurso válido para la salud en África y en el mundo. Aprovechar los recursos terapéuticos de su propia tradición y cultura puede permitir a los países africanos avanzar hacia la soberanía sanitaria rompiendo la dependencia de la “generosa” ayuda – a veces, bajo patente – de la medicina occidental. Desde 1978 la OMS reconoce la importancia de las diversas medicinas tradicionales del mundo y, en este sentido, algunos gobiernos africanos – pocos, ciertamente – han propiciado la investigación, validación y comercialización de medicamentos usados tradicionalmente que, tras su “normalización” reciben el nombre de “medicamentos tradicionales mejorados”. De esta forma, cerca de 30 medicamentos basados en extractos de plantas de uso tradicional han sido elaborados y comercializados en países como Mali, Guinea, Camerún, República Democrática del Congo, Nigeria, Burkina Faso o Senegal. Con ellos, dolencias como la malaria, gastroenteritis, infecciones diversas y un largo etcétera pueden combatirse de forma eficaz y asequible. Incluso uno de ellos, el Niprisan, elaborado en Nigeria como remedio para la drepanocitosis ha sido aprobado por la FDA para su uso en Estados Unidos.

Yvette Parès, Keur Massar y el error de despreciar aquello que se ignora. En Senegal, aun sin un marco legal consolidado, existe el hospital de medicina tradicional de Keur Massar donde se tratan anualmente miles de pacientes por un equipo de terapeutas tradicionales y se prescriben los medicamentos elaborados en el propio hospital a base de plantas medicinales cultivadas en su jardín o recolectadas en su hábitad natural. Inició este proyecto, referente de la medicina tradicional africana, la Dra. Yvette Parès, una extraordinaria científica europea capaz de entender y aceptar humildemente que los tratamientos que algunos terapeutas tradicionales aplicaban para la lepra eran mucho mejores que los que “su” medicina podía aportar. Así, inició su formación con Dadi Diallo, terapeuta tradicional con quien fundó el Hospital Tradicional de Keur Massar en 1980. Las palabras que Yvette Parès dejó escritas acerca del equivocado concepto que tienen muchos europeos de la cultura Africana deberían servirnos de guía para valorar las posibilidades de la medicina tradicional africana: “el verdadero problema es que los europeos no pueden aceptar que una obra africana pueda funcionar normalmente sin la tutela de un occidental o de un occidentalizado”

(*) Bartomeu Adrover es Doctor en química por la Universidad de las Islas Baleares. Director técnico del laboratorio del colegio de farmacéuticos de las Islas Baleares. Colaborador de Ruta47.

Tarifa étnica

Desde hoy, y tras un acuerdo con la compañia Air Europa ofrecemos vuelos de tarifa étnica desde España a Dakar (Senegal) y a Banjul (Gambia). Ofrecemos tanto ida y vuelta como sólo ida en ambas direcciones, con unas condiciones excepcionales. Consultad precios.

Caída del servidor

Desde el día 30 de abril hasta el día de hoy (7 de mayo de 2012) la web de ruta47.com, el servicio de correo asociado, los subdominios: podcast.ruta47.com, blog.ruta47.com y los dominios redireccionados: ruta47.es; ruta47.info; ruta47.net, ruta47.org y sahelruta47.com no han funcionado debido a una caida del servidor en los que están alojados (downtownhost). A excepción de los dominios redireccionados, el dominio principal, los subdominios y el servicio de correo han vuelto a funcionar con normalidad. Esperamos y deseamos que en los próximos días también recuperen dicha normalidad los dominios redireccionados. En estos momentos todo está plenamente operativo [08/05/2012]
Desde esta plataforma pedimos disculpas por las molestias que dicha incidencia hubiera podido ocasionar.

Viu Marratxi nos entrevista

Ruta 47 es una agencia de viajes ubicada en Pòrtol, aunque en esta población no encontraréis ninguna oficina abierta al público. Es una más de sus peculiaridades. Todas las gestiones se hacen de forma directa y personalizada, a partir de un primer contacto telefónico o por correo electrónico, tal como nos explica Ángel, el máximo responsable de la agencia. “Nuestra actividad principal y más destacada son los viajes a África. Son viajes, podríamos decir que en familia, ya que los grupos son de un máximo de 12-14 personas. Esto permite una interacción mayor entre guías y viajeros y, por tanto, también mayor flexibilidad a la hora de gestionar, sobre la marcha, un cambio de planes motivado por una demanda del propio grupo o por circunstancias meteorológicas, por ejemplo”. En este sentido es de destacar que los medios de transporte, propiedad de Ruta 47 o alquilados, dependen y están en manos del personal de Ruta 47. “La relación con nuestros clientes se basa en establecer una relación de confianza, queremos que ellos sean parte activa en la organización y planificación del viaje, porque, en definitiva, es su viaje”.
Sáhara Occidental, Guinea Ecuatorial y Kenia son sus destinos preferentes.

Leer toda la entrevista original [ca]
Leer traducción al castellano

Enkewa Mara Camp y Ruta47


Las grandes personas existen, los grandes proyectos también. No entendemos por grandeza ni el tamaño, ni la fama ni las posibilidades económicas.
Ruta47 intenta trabajar junto a grandes personas que logran alcanzar grandes proyectos.
Enkewa Mara Camp y Ruta47 han llegado a un acuerdo de colaboración por el que Enkewa será nuestro proveedor en Kenia y Tanzania.

Visit Guinea Ecuatorial

La marca visitguineaecuatorial nació en el año 2006 con la intención de ofrecer un poco de luz a la escasa información que en aquel momento había en la red sobre Guinea Ecuatorial desde el punto de vista del viajero. Surgieron dos proyectos. Por una parte se creó una página web para ofrecer información actualizada al viajero independiente y como consecuencia de ello se editó en el año 2007 una guía de viajes impresa sobre el pais tropical y ex colonia española.
Con el paso de los años Ruta 47 hizo su aparición, en primer lugar, como un punto de encuentro entre amigos “africaneros” desembocando finalmente en una agencia de viajes diferente, especializada en África. Optamos por ser agencia porque consideramos que nos aportaba el marco necesario para poder desarrollar nuestro proyecto.
Desde el día 1 de abril de 2012 todas las partes han formado una unidad. El dominio visitguineaecuatorial.com y ruta47.com se han fusionado mostrando al internauta únicamente el contenido del segundo. Por su parte la guía de viajes puede adquirirse desde de la tienda de la página de ruta47.com. Somos conscientes que la guía no está actualizada, es por ello que uno de nuestros objetivos de este año es reeditarla totalmente actualizada.

Ruta 47

África es mayor de edad

La sociedad occidental en connivencia con algunos sectores autóctonos de los paises africanos considera al continente africano (salvo contadas excepciones) como un hijo sin madre reconocida susceptible de ser explotado hasta la saciedad. El expolio de materias primeras, madera, fosfatos, petróleo, gas, pesca …, metales preciosos y minerales como el oro, diamantes, coltan,… ocurren a diario sin practicamente ningún beneficio sobre las sociedades explotadas. Al igual que nuestra sociedad esconde la explotación sobre el débil, pongamos por ejemplo la explotación sexual de la infancia o la de la trata de blancas, la misma sociedad extiende sus tentáculos asfixiantes sobre las sociedades africanas donde existen recursos preciados. Algunos paises, llamados civilizados, además, están comprando grandes superficies de terreno para satisfacer sus otras necesidades como la generación de energía o el cultivo de alimentos. En el fondo se trata de conseguir que el patio de la casa occidental sea propiedad del dueño de la casa principal y tenga de todo, y cuanto más mejor, y si es posible, a coste cero. Y si el otro no tiene nada, no pasa nada porque ni siquiera llega a la categoría de otro.
Todo esto se le puede echar en cara al “blanco malo” que sólo intenta aprovecharse de los demás. Pero qué hace el “blanco bueno”, aquel que calma su conciencia via ONGs. El blanco bueno lucha por ayudar al pobre negrito que pasa hambre, u otra cosa horripilante. Pero bajo esta actitud subyacen los mismos principios que para el blanco malo. En definitiva existe, en nuestro subcosnciente, la creencia de que son sociedades “inferiores”. Las ONGs consideran al africano como un ser menor de edad a quien hay que cuidar, mimar y proteger.
La sociedad africana a lo largo de la historia ha sido sumisa y obediente. Es sufieciente pensar en los periodos históricos de colonización, en la exclavitud y en el actual expolio sobre recursos naturales. Pero un menor de edad que siempre sea sumiso y obediente tiene que preocuparnos más que aquel que cuestiona la autoridad constantemente.
Sin embargo creo que ha llegado la hora de darnos cuenta que los africanos son mayores de edad desde hace tiempo y los estamos tratando como si no lo fueran. O nosotros hacemos un gran esfuerzo para tratarles como lo que son, o su sumisión se volverá más pronto que tarde en contra nuestra. De momento sólo la pueden ejercer o se les deja ejercer contra ellos mismos.

Guinea Ecuatorial y el Sáhara Occidental

Un deleite para los sentidos.
Ruta 47 tiene como unos de sus principales objetivos deleitar al viajero en la totalidad de sus sentidos.
En nuestra rica carta destacamos Guinea Ecuatorial y el Sáhara Occidental.
Guinea Ecuatorial lo regaremos con exóticos caldos como volcanes, selva, autenticidad, playas paradisíacas, dioses, fauna y una buena malamba.
En el Sáhara Occidental sienta mejor el sol y el desierto, así como sus restos antropológicos y un buen té.
El postre, en ambos casos, viene dado por la gran amabilidad y la dulzura de sus gentes.
Desde Ruta 47 ofrecemos en exclusiva estos dos destinos africanos de habla española. Ex-colonias españolas. El español permanece más presente en Guinea que en el Sáhara pero en ambos sitios se nos echa de menos.
Poner encima de la mesa estos destinos no es tarea fácil, pero ahí radica la esencia de Ruta 47 buscando destinos diferentes para personas diferentes porque Ruta 47 es diferente.

¡Buen viaje!

6 razones para participar en el XI Raid a Burkina Fasso

Ya sea en 4×4 o en moto, Marruecos, el Sáhara Occidental, Mauritania, Senegal, Mali y Burkina Fasso te recibirán con los brazos abiertos.

  1. Los casi 5.000 km de recorrido se convertirán en una experiencia única, irrepetible e intransferible.
  2. Cualquiera puede participar, no es necesario ser experto en nada ni profesional de las carreras.
  3. Vivir e interactuar con el medio africano de forma directa e intensa te permitirá desconectar de tus problemas cotidianos y de todos “tus males”, los cuales desaparecerán por arte de magia.
  4. Tendrás un apoyo logístico completo y permanente con personas extremadamente experimentadas.
  5. Podrás vivir el África auténtica, vivirás tu realidad africana y descubrirás que dicha realidad se aleja mucho de la que ofrecen los medios de comunicación.
  6. Seguro que querrás volver.

MÁS INFORMACIÓN